Checo Pérez reúne a 100 mil personas en la Ciudad de México. Sergio Pérez continuó con su espectacular programa de actividades previo al Gran Premio de México y este miércoles deleitó a miles de aficionados en el Paseo de la Reforma, en la Ciudad de México. Checo realizó una exhibición sobre su monoplaza de Red Bull frente a alrededor de 100,000 aficionados, informaron los organizadores del Show Run.

Pérez, quien nació en Guadalajara, Jalisco, realizó cuatro vueltas y concluyó su increíble recorrido por las calles de la capital mexicana con las tradicionales “donas”. Alrededor de las 11:00 horas, el piloto de Fórmula 1 hizo su aparición y saludó a las personas que se dieron cita. Posteriormente, hizo un primer recorrido a bordo de un automóvil.

Media hora más tarde, Checo se subió al RB7, con el que Red Bull obtuvo un título mundial de pilotos y de constructores, y realizó su primer giro sobre las calles capitalinas, cubriendo el trayecto del monumento de Diana La Cazadora hasta el Ángel de la Independencia.

En su segunda vuelta, Pérez realizó cuatro donas entre ambos monumentos y llenó de humo la avenida en la que hizo su espectáculo. Los gritos y porras de las personas reunidas no se hicieron esperar. Después de tres horas, Checo terminó con el Show Run y se despidió de sus aficionados.

Checo Pérez arriba al Gran Premio de México como el cuarto lugar de la clasificación de pilotos con 150 puntos, a 35 unidades de Valtteri Bottas (Mercedes). El viernes se realizará las primeras prácticas libres en el autódromo de los Hermanos Rodríguez, el sábado la clasificación y el domingo se celebrará la carrera, la primera en territorio mexicano desde 2019.